-A +A
Versión para impresión

Descripción: 

Una profesión que tiene claros los parámetros de su óptimo ejercicio es reconocida y legitimada en la sociedad. Más sólida aún es aquella que ha generado colegiadamente los criterios que caracterizan su buen desempeño a partir de la experiencia práctica y la investigación. La profesión docente debe alcanzar ese nivel y el consiguiente mayor aprecio.

El Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación de Chile (CPEIP), el año 2014 acometió la labor de actualizar el Marco para la Buena Dirección del año 2005. Este marco actualizado recoge importantes avances en las conceptualizaciones teóricas, en los hallazgos de investigaciones y en el desarrollo profesional del liderazgo escolar, tanto en el ámbito nacional como internacional y los presenta a toda la comunidad, por lo que constituye un instrumento de trabajo validado tanto en su pertinencia, coherencia interna y centralidad de los elementos presentados, los que guían el quehacer directivo y que refuerzan el liderazgo de los equipos directivos del país.Se empleaeste Marco para la Buena Dirección y el Liderazgo Escolar para orientar mejorla política de fortalecimiento de la profesión docente.

Las universidades que diseñan los programas de formación inicial y de desarrollo profesional, encontrarán criterios e indicadores, así como la base técnica para mejorar sus propuestas.

El documento, a través de sus cuatro capítulos, presenta antecedentes de su construcción así como una breve revisión del desarrollo del liderazgo, la gestión y las prácticas directivas y, muy centralmente, el conjunto de prácticas más relevantes agrupadas en cinco dimensiones y también los recursos personales requeridos para llevar a cabo eficazmente esas prácticas.

¿Necesitas más información sobre este tema? Inicia Sesión y Haz una consulta